sábado, 29 de diciembre de 2012

Recuento del año.

Este 2012 trajo consigo muchas satisfacciones y enseñanzas. Estoy muy agradecida con Dios, que me da la oportunidad de poder experimentar esas vivencias para mi crecimiento en todos los sentidos. Hacer recuento de lo acontecido en el año, se ha vuelto una especie de ritual porque así puedo ver qué alcancé, qué me falta por alcanzar y qué quiero agregar a mi lista de las cosas de la vida antes de morir. Durante el año tuve varias presentaciones de mi segunda novela Expediente 93, en diferentes escentarios: Ensenada, Tijuana, Mexicali, Guadalajara y San Diego, Ca. Cumpliendo así una más de mis metas, el compartir con quienes se embarcan en esta aventura del mar de mis letas y esa complicidad que envuelve al lector en el mundo creado por el escritor. También y con respecto a esta historia "Expediente 93", inicié en conjunto con un reconocido Director, el guión de cine que llevará el título de "Una simple aventura" eso es un reto enorme, sin embargo, ya di el primer paso y me siento muy orgullosa, contenta y agradecida, tanto con Dios como con mis ángeles, por poner en mi camino a la persona adecuada para lograr mi sueño. Participé en el concurso "Señora México" que me dejó una grata experiencia, viví y reviví momentos de pasarela, de maquillaje, de vestuario, conocí gente y promocioné mi libro, pero también comprobé una vez más que se pierde cuando se gana y se gana cuando se pierde, porque así se ve la realidad de lo que hay detrás. Tomé un curso de cine, que me enseñó más de lo que a simple vista se puede ver. A veces Dios nos reserva los aprendizajes donde menos lo esperamos. Tuve la oportunidad de regresar a uno de mis lugares predilectos, la ciudad de Madrid, y conocer lugares nuevos en ese País; Alicante, Murcia, el mar Mediterráneo en La Manga (y escuchar la canción de Serrat, mientras lo veía, ahora sí que como el anuncio, "no tiene precio") Jumilla, Valencia, regresé a Granada, Toledo, en fin fue un viaje lindo en compañía de mi marido que disfrutamos muchísimo. el 2012, no nada más fue un año de pura miel, también me trajo enfermedad a la cual le di batalla. La extracción de mi muela del juicio se complicó, una gripa fuertísima me tumbó por unos días, me detectaron una condición que tiene por nombre "Costocondritis" y por último unas aguerridas bacterias en el estómago pretendieron apoderarse de mi intestino. En cuanto a mis escritos me siento muy satisfecha con los avances de mi cuarta novela "Vida Arrabalera" es una novela de la cual me estoy enamorando cada día más. No cabe duda de que cuando actuamos y hacemos todo con amor, la magia nos envuelve en su halo, nos ilumina y nos acompaña en nuestro andar. Deseo que el 2013 llegue cargado de mucho amor, paz, luz, bendiciones, que los pensamientos positivos sean los que ronden nuestra mente y las vibraciones de color sean las que se desprendan de nuestros corazones hacia toda la gente que nos rodea. Gracias a todos los que me han leido y los que me siguen leyendo, gracias a todos los que están conmigo y los que se han ido de mi lado también, gracias a todos por sus buenos deseos, sigamos aprendiendo para crecer día a día. Les dejo un beso y un abrazo sincero. Nurkia Rudametkin Rodríguez.

viernes, 28 de septiembre de 2012

Una mirada al bajo mundo.

Esta anécdota, no podía dejar de escribirla; ya que independientemente de lo que se pueda pensar al leerla, me deja una nueva enseñanza. Siempre me había preguntado cómo serían esos lugares de mala muerte donde las mujeres bailan en derredor de un tubo en el centro de la pista. Pues bien, de eso se trata mi experiencia, de esa mirada al bajo mundo que jamás imaginé experimentar. El sábado pasado fue la despedida de soltera de mi amiga, se casa a finales de este mes y le organizamos una pequeña reunión sorpresa en el patio de su casa, con deliciosa botana, bebida, flores, velas, música, todo quedó de maravilla, disfrutamos de la velada entre pláticas y risas. De pronto, nos dice: — Quiero ir a un table dance. Me quedé con cara de signo de interrogación, igual y hubiera esperado que pensara en un bailarín, de esos musculosos, vestidos de bomberos, de policías o qué se yo, pero no, ella quería ir a un table dance. De las diez integrantes del grupo ninguna puso objeción y ni modo de aguarles la fiesta, total; era su despedida y para eso estamos las amigas, jejeje. Con sinceridad comento que me he preguntado cómo sería ese lugar, los vemos en la televisión, en alguna película, pero al menos en mi caso,jamás en vivo y a todo color. Llegamos, el guardia nos dice que no podemos entrar sin la compañía de un caballero, entonces otra amiga le llama a su novio y así como si nada, le dice que vaya para que nos permitan la entrada. Mi primera impresión del lugar, más que visual fue sensorial, pude percibir la energía cargada de cierto negativismo, sentí un peso sobre la espalda. Para los que me conocen, saben que soy una persona que percibe tanto lo bueno como lo malo y ese lugar, esa boca de lobo, oscura y ruidosa, me produjo una sensación de asfixia. Pero me tranquilicé, cerré mi lado sensible y saqué a la escritora que llevo dentro, la que observa imparcial y con mente abierta. El lugar era relativamente pequeño. Oscuro. Con asientos en derredor de la pista donde una chica trepada en sus tacones de aguja, pechos al aire, cabello suelto y movimientos sensuales, deleitaba a los espectadores, llevándolos a imaginarse con ella entre las sábanas de algún cuarto de hotel, para desfogar esos deseos que provocaba su baile al ritmo de una canción de moda en derredor del famoso tubo. Nos sentamos. Mi perspectiva de la chica era mas objetiva, no había bebido, así que el embrujo del alcohol no podía alterar mis sentidos. Encontré más que un cuerpo de mujer, una historia y no pude dejar de imaginar cuál sería, qué la había llevado hasta ese lugar, a desnudarse así sin descaro, ni recato, a mostrar sus genitales, a tirarse en el suelo y abrir las piernas, tocarse, incorporase y ser la reina del lugar. Sentí congoja, quizá no deba sentirla, igual y es feliz de esa manera. Ganar dinero fácil? Flagelarse? Vengarse de ella o de alguien más? muchos motivos puede haber. Sé que la desnudez es algo más que cubrirse el cuerpo, la desnudez de alma es algo mucho más complejo, porque nos cubrimos con máscaras, borrando o tapando los sentidos, blindando pensamientos, emociones. Es difícil romper los esquemas que impone la sociedad, o debería llamarle "suciedad" de qué estamos hechos? quiénes somos para juzgar? La anécdota del table, me deja muchas preguntas al aire, quizá regrese algún día para entrevistar a alguna de las chicas, eso sería mucho mas interesante que verlas danzar en la pista, o quizá y mejor aún me acerque a alguno de los tipos que observan y los cuiestione qué los hace ir a ese lugar, si finalmente no ganan nada más allá que una aventura en el mejor de los casos, no pensemos en alguna enfermedades, en fin, el bajo mundo como lo he titulado, me ha dejado al menos; algo más que unos cuantos pasos de baile.

martes, 4 de septiembre de 2012

¿La tribu Gwinch’in y usted, tienen algo en común?

Por mil generaciones, la tribu Gwinch’in vivió en el norte de Alaska aislada casi por completo de otras culturas. Los miembros de la tribu eran completamente autosuficientes; sobrevivían gracias a las habilidades que les habían enseñado sus padres y mayores. En 1980, uno de los líderes de la tribu adquirió una televisión. Los miembros de la tribu describieron el evento como el principio de una adicción. Pronto empezaron a hacer caso omiso de las costumbres autóctonas para poder pasar más tiempo frente al televisor. Un investigador dijo sobre la experiencia de la tribu: “Para esos nativos, como para todo el mundo, la televisión es un gas cultural neurotóxico. No tiene olor, no duele, no sabe a nada y es mortífero”. ¿Qué pasó con las tradiciones Gwinch’in que habían existido por miles de años? En palabras de un miembro de la tribu: “La televisión nos hizo desear ser algo distinto de lo que éramos. Nos enseñó la codicia y el desperdicio y, ahora, todo lo que éramos ha desaparecido” La televisión cambia nuestra visión del mundo y nos puede alentar a llegar a conclusiones irreales, y con frecuencia dañinas, que reducen nuestra sensación de satisfacción en la vida en más de un 50%. A diferencia de la lectura, porque al leer se compromete la mente, ejercitamos nuestra memoria e imaginación y esto puede contribuir a nuestra felicidad, de forma similar a como lo hace el pensar positivo. Los lectores frecuentes tienen un ocho por ciento más de posibilidades de expresar satisfacción diaria. (Los 100 secretos de la gente feliz). Sin embargo, somos los únicos que tenemos el control para decidir si prender o apagar la pantalla. Existen intereses detrás para no modificar la programación, es la estrategia que utilizan para manipular y ejercer poder sobre las mentes débiles, así como también coartar la libertad de expresión; limitar el desarrollo y la creatividad, imponer su voluntad y presentar el programa que se les viene en gana, algunos se cuestionarán si lo que ven es cierto, otros lo dan por sentado, unos cuantos quieren ser como el protagonista de la tele y poco a poco el sutil estupefaciente va logrando su objetivo hasta atrapar al televidente en su telaraña de mundo ficticio. En esa falacia que hace que todo se vea mejor detrás de la pantalla y se robe horas al día que pudieron haberse empleado en algo más provechoso.

jueves, 23 de agosto de 2012

Realidad o Ficción?

Me preguntan, si lo que escribo tiene que ver con mi vida. Yo sonrío y niego, niego porque no me parezco al científico de “La huida” que intenta desarrollar un medicamento y al mismo tiempo pretende poner en la balanza su moral. Niego porque no tendría valor para abandonar una hija e intentar continuar con mi vida, caminando por la existencia perseguida por los fantasmas del arrepentimiento, tampoco podría ser partícipe de utilizar a otro ser humano en algún experimento o ser una chica de mirada dulce y corazón frío. Sonrío y sigo negando el tener algún parecido con esa mujer de “Expediente 93” que lentamente va perdiendo su autoestima para dar paso a otra distinta a la que era, difiero de que en la vida el dinero es lo más importante como alguno de mis personajes opinaría. No utilizaría el chantaje para lograr algún objetivo, ni reprimiría mi sentir o pensar sólo porque no sería bien visto en el círculo social; por mencionar algunos de los temas que se desarrollan en mis novelas. Sin embargo, creo que como escritora tengo la obligación de ser un tipo de mago que transporte al lector hasta determinado momento, lugar o sentimiento y poder desmenuzar tanto entornos como pensamientos; llevarlos a conocer otras vidas, o quizá hasta alguna historia que los haga identificarse. Me siento con esa responsabilidad de tocar temas diversos aunque reales como el amor, el desamor, la infidelidad, el orgullo, la ambición, el placer, entre muchos otros que nos conforman como seres humanos y nos van forjando el carácter, las decisiones y como consecuencia los desenlaces. Lo que respondo cuando me preguntan si mis escritos son realidad o ficción, es que todos los personajes tienen algo mío, porque están pensados y creados desde mi punto de vista, tienen dejos de mi personalidad pero rasgos propios…han encontrado la manera de expresarse a través de los hilos de mi imaginación. Observo, escucho, percibo, huelo e intento plasmar y me tomo la libertad de disfrazar pensamientos, coquetear con ideas, revestir el lenguaje, seducir al oído, sucumbir a mis temores, desfogar pasiones, romper miedos, matar desilusiones y creas ilusiones nuevas, reinventar el dolor, rescatarme de la tristeza. Así, no solo nacen las historias del escritor sino la empatía para el observador o lector, entonces al final tal vez, el papel del escritor es servir de instrumento o quizá es sólo un débil pretexto para exorcizar demonios que no tiene tantas ganas de desterrar, porque se quedaría sin material narrativo o porque está tan acostumbrado a ellos que le da miedo la soledad.

viernes, 17 de agosto de 2012

El amor a los libros.

El amor que siento por los libros se lo debo a mi madre. Me obligó a leer “El milagro más grande del mundo” primera historia que tuvo a mano, para mantenerme alejada de la televisión una tarde de verano de 1989 y desde entonces la magia de las letras me ha retenido cautiva entre sus líneas. Segura estoy que de no haber sido por esa imposición, el hábito de la lectura no formara parte de mi vida, ya que en la escuela no contábamos con programas enfocados a motivarnos o despertarnos el gusto ni la costumbre por leer. Durante mi formación académica en el período que abarcaba de la primaria hasta la preparatoria, no tomé ninguna materia enfocada al arte o la cultura y nos desarrollara la percepción, el gusto, el entusiasmo y las ganas por conocer más del mundo que nos rodea, que no fuera mero requisito para pasar la asignatura. Yo contaba con la ventaja de que los libros me habían atrapado y eso fue lo que generó en mí una consciencia crítica, una ambición por cuestionar, por saber más. Es lamentable que no todas las personas cuenten con alguien que les transmita ese amor por la cultura y el arte, llámese, pintura, escultura, literatura, música, danza, para lograr con esto una sensibilidad en el ser. Por eso creo que es obligación del gobierno mejorar los programas académicos y también contratar docentes comprometidos con su trabajo para lograr una educación de calidad, haciendo énfasis en esos temas, que sea una materia obligatoria como las matemáticas o las ciencias. Es triste conocer los resultados que arroja la SEP, con respecto a los índices de lectura donde la población mayor de 15 años tan sólo lee 2.3libros por año a diferencia de otros países como Noruega con 18 libros, por mencionar un ejemplo y aun conociendo estos resultados no haga nada al respecto. Si no se les inculca desde pequeños, aunque al inicio se vea como una imposición, difícilmente cuando lleguen a la edad adulta podrán romper el círculo para lograr un cambio en la manera de pensar y nos estaremos enfrentando a la misma lamentable situación, donde con tristeza compruebo que no ha habido avance durante todos estos años y no porque no se haya podido hacer algo al respecto, sino porque no se quiere en realidad alcanzar un cambio. Ya lo decía Pitágoras: “Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres”

miércoles, 15 de agosto de 2012

Cambio de rumbo.

Me parece que escoger una profesión a la edad de dieciocho años es una faena difícil cuando no se nace con la vocación adherida a la piel y el sentimiento. Me identifico con esta premisa porque escogí una carrera sin experimentar pasión por ella, simplemente por cumplir con el requisito de ser universitaria y me subí a un navío que prometía un futuro próspero. Con el caminar del tiempo; fui descubriendo que las decisiones acertadas o no, desembocan en enseñanza y jamás me hubiera imaginado que el aprendizaje estaría en cambiar el rumbo, en la búsqueda más que material, de satisfacción personal. Así que intenté volcar el pensamiento como expiación de mi sentir y descubrí a través de las letras la respuesta que estaba buscando y aunque en la actualidad ejerzo lo que estudié, sigo creyente de que la escritura es mi destino. Sé que la mayoría de las personas en nuestro país no tiene el hábito de la lectura, sin embargo, intento contribuir para cambiar esa perspectiva. Hace algún tiempo estuve impartiendo una plática relacionada con el tema en una preparatoria de la región, comprobando con tristeza el desinterés de los jóvenes por las letras, ya que son muchos los distractores que existen, como la televisión, los aparatos electrónicos u otro tipo de ocio que no exija cierta disciplina, pero también confío en que varias personas que como yo, sigamos depositando nuestro granito de arena para romper con esos patrones y se logre un cambio. Porque lo que necesita nuestro país es gente apasionada por lo que hace, interesada por crecer no solo en lo económico sino en lo intelectual, y así mejorar en todo sentido., también agregaría gente que disfrute de los libros. En alguna ocasión definí a los libros como nuestros compañeros, amigos y amantes, con quienes viajamos y compartimos el maravilloso mundo de las letras. Que con su gran poder nos transporta a lugares tan recónditos como comunes, desde calles, avenidas, bosques, mares, ciudades, cielos, nubes, lunas y estrellas, quizá a otros tiempos, quizá a otras vidas u otros mundos, sin duda nuestros cómplices de aventuras y conquistas. Y como dijo José Vasconcelos “Sólo los libros sacarán de la barbarie a este país”

lunes, 9 de julio de 2012

Hasta ese día parará.

Llevo casi 5 años viviendo fuera de mi ciudad natal: Ensenada, Baja California. Sin embargo; cuántos de nosotros aunque no estemos físicamente en el lugar que nos vio crecer lo llevamos en la mente y el corazón, porque es ahí donde aprendimos a descubrir quiénes somos, de qué estaban hechos nuestros sueños, crecimos con esa mezcla de olores, sabores, costumbres y tradiciones que son tan ricos en México, al igual que los valores familiares… y los que estamos lejos valoramos bastante. Por eso cuando pienso y analizo lo que está sufriendo mi país, mi pueblo, me asalta un dejo de tristeza, de ver que no ha habido avance, sino por el contrario, un retroceso en el crecimiento tanto económico como humano y no porque todos los ciudadanos se conformen, sé que la mayoría busca evolución, mejora, pero los poderosos son tan egoístas para ver más allá de sus propias necesidades y su hambre de poder, que por la misma codicia intentan mantener al pueblo sumido en la penumbra de la imposición y desinformación, con ese autoritarismo arcaico que hemos venido experimentando durante generaciones, con el mismo patrón que ahora los ciudadanos jóvenes intentan quebrantar y otros no tan jóvenes que se unen a la causa. Sé que es un lazo difícil de romper ya que hemos arrastrado el estigma de una sociedad subyugada y maltratada por el clasismo, la prepotencia y la soberbia, que genera frustración en la clase baja la cual no tiene a qué afianzarse sino a su propia supervivencia, son pocos los que claman justicia que no estén padeciendo los estragos de la pobreza o sintiendo la impotencia de hacer sin lograr, ¿cómo podemos entonces incrementar la esperanza si vemos que aunque algunos protesten, la coacción lleva la delantera? Analizo esta situación desde un punto de vista quizá precario, porque no vivo en carne propia el problema, sin embargo, como muchos otros, veo a mi país ensangrentado, agonizante, con una fuerza latente de lucha, de esa lucha que no ve resultados sino freno. Con tristeza veo que esto no para y esto no para porque las personas cegadas de poder, no tienen consciencia de lo que es la riqueza, algo más allá del valor monetario, del estatus, no tienen consciencia de la justicia, de la humildad, esto no para hasta que la avaricia de unos cuantos sucumba ante la batalla ganada de muchos otros, cuando entendamos que somos seres humanos y no fieras enfrentadas para desgarrar, cuando despertemos de esta falacia de lo que realmente vale la pena, cuando al fin exista democracia, hasta ese día parará.

viernes, 15 de junio de 2012

Presentación de Expediente 93 en Center City.

Hace unas tres semanas fui a dar una plática sobre mi novela "Expediete 93" a los alumnos latinos de la escuela Center City, aqui en San Diego. Rostros expectantes, dispuesos a escuchar mi ponencia sobre cómo es que inicié con mis escritos, de dónde nace mi idea de crear historias y cómo a través de las letas he encontrado mi vocación. Me enfrenté a miradas atentas, sonrisas y empatía. He estado en varias escuelas, desde universidades y preparatorias, y en todos lados veo que la mayoría de las personas no tienen el hábito de la lectura, con mayor razón me siento con la responsabilidad de continuar motivando e influyendo con mi aportación para que se animen a volar por medio de los libros hacia otros mundos, otras historias, otros lugares, de seguir transmitiéndoles el entusiasmo por lo que hago. Y no hay mayor recompensa que saber que los que me leen me acompañan en esta loca aventura y se vuelven mis cómplices de letras y sueños, que mas que vender novelas, para mí significa seguir sembrando ilusiones, transmitiendo quimeras y compartiendo pensamientos. Nurkia Rudametkin.

martes, 15 de mayo de 2012

Les comparto la carta que me envió Javier Trujillo, el encargado del Centro Cultural Nana Chela,donde presenté Expediente 93, el pasado 27 de abril, en la ciudad de Mexicali, BC. México. Te escribo estas letras después de haber leído tu novela “Expediente 93”. No la leí de un solo jalón, dado que parte del tiempo lo dedico a labores propias del Centro Cultural Nana Chela; pero que bueno que fue así, ya que por espacio de dos o tres días me deleite con tu obra. Abro el libro y me encuentro con este hermoso… ¡estrujante! poema. Me dije, esto es una caja de sorpresas. De entrada y a las primeras paginas del texto ya estás atrapado en la trama y tu imaginación, a todo lo que da. Me parece una buena y muy directa manera de plantear y presentar uno de los aspectos claves de la novela, como lo son la infidelidad y el adulterio. Sin duda alguna una situación social con un muy alto porcentaje de participantes de ambos sexos, pero que a la vez la misma sociedad o mas bien, la ideología burguesa dominante y su cultura permisiva de ciertos “deslices” de pareja las dejan pasar o las dejan ser, mientras el otro o la otra parte no se enteren, o también solapando el machismo, y permitiendo la infidelidad y/o el adulterio, mientras el marido “sea responsable” con los unos y los otros. Pero en tu novela vas mas allá y mezclas de una manera muy bien llevado, el genero policiaco. Y aquí es donde sin duda alguna desplayas tu imaginación y nos llevas con entusiasmo y suspenso a la vez, por toda esta historia donde a cada personaje lo dotas de una personalidad muy concreta, que en el desarrollo de la misma y antes del final se nos presentan como los posibles ejecutores. Me impresionaron –por esa manera tan descriptiva, sencilla y cruda—la objetividad con que nos presentas los capítulos sobre la estancia carcelaria de Sonia. No tanto porque uno desconozca totalmente este submundo, sino porque pones de relieve cómo la podredumbre de las costumbres y la injusticia social se filtran y se reconcentran en estos sótanos; donde sus moradores no tienen ninguna garantía, esperanza o aliciente para sobrevivir, mientras no cuenten con palancas y/o padrinos que abran las rejas de estos pozos de corrupción y degradación. Envolviste muy bien a tus personajes y a toda la trama con ese halo de misterio y suspenso que no se rompe hasta las ultimas paginas y que, de verdad, sí es un final sorpresivo e inesperado. Tal cual si fueras caminando por la calle y al doblar la esquina chocaras con ello, aunque intuitivamente uno pensara que podría suceder así. En fin Nurkia, te felicito y te agradezco a la vez, por este aporte tuyo al mundo de las letras. Siempre es bueno y saludable encontrar un abrevadero en cuyas aguas se reflejen la naturaleza humana y los colores del mundo, porque ciénagas y pantanos encontramos por doquier. Hasta aquí llega mi comentario. No pretendo que lo anterior sea una critica literaria, simplemente quise hilvanar mi sentir y mi pensar, expresártelo de esta manera después de haberme deleitado con la lectura de una buena obra literaria. P.D. ¿Qué tanto son propios del escritor(a) los criterios y opiniones que desarrolla un determinado personaje en una obra? ¿Existe algo de la postura del escritor(a) en los monólogos o soliloquios?

jueves, 15 de marzo de 2012

Revista literaria Palabras Diversas.

Se hace mención en la revista literaria Palabras Diversas, sección de NOTICIAS CULTURALES a Expediente 93.
:)
www.palabrasdiversas.com

sábado, 10 de marzo de 2012

Nuevo año.

El día de mañana cumplo un año más de vida. Hoy hago recuento de los doce meses anteriores y doy gracias a Dios por la enseñanza. Aprendí a ser un poco mas paciente y corroboré de nuevo que los milagros ocurren cuando menos lo esperas. También que soy tan presa de la melancolía como de la euforia y buscar la balanza entre ambos sentimientos requiere de esfuerzo porque ser positivo es desgastante sin embargo, vale la pena. Puedo decir que este año que está por concluir logré la meta que me había propuesto seis años atrás: tener dos novelas publicadas. Sé que la vida me tiene muchas sorpresas por descubrir y eso es lo que la vuelve interesante. Confío en alcanzar las metas siguientes.
Este año no viajé, sin embargo, regresé a trabajar, me mudé de departamento, publiqué, hice tres presentaciones de Expediente 93, grabé dos entrevista de radio, vendí algunos libros... la retroalimentación del gusto del público hace que esta loca idea de seguir escribiendo y contando historias tenga sentido; porque hay momentos en los que quiero desistir cuando no encuentro luz en el camino, no obstante, las felicitaciones son esa guía que me alienta a continuar.
Estoy emocionada de iniciar un nuevo año. Gracias Dios por permitirme continuar en esta vida contigo de la mano.

jueves, 8 de marzo de 2012

Feliz día Internacional de la Mujer.

Ser mujer es un regalo divino. Dios nos bendice siendo hijas, madres, hermanas, primas, amigas, sobrinas, tías, esposas, amantes de la vida y del amor, de los sueños y la fantasía... guerreras incansables. Ser mujer es sinónimo de valía, de coraje y fuerza, es una mezcla de intuición y de sensibilidad que se funde con la inteligencia y nos arma con un escudo invencible. Estemos orgullosas de ser mujeres y cerciorémonos de siempre llevar la frente en alto, no dejemos que nadie se interponga entre nuestas metas o deseos y hagámosle frente a la vida con una sonrisa.

viernes, 17 de febrero de 2012

Entrevista para Radio Universidad.

Hola amigos:
Les comparto otra entrevista, espero les guste.
saludos.

http://www.uabcradio.mx/

jueves, 9 de febrero de 2012

Entrevista.

http://www.ensenadaonline.net/mp3/mp3/120.mp3

Amigos, les comparto la entrevista de radio que pueden escuchar en www.ensenadaonline.net
espero les guste!!
saludos.

domingo, 5 de febrero de 2012

Les comparto la nota sobre la presentacion del 28 de Enero en CEARTE.

http://www.elvigia.net/pdf/palabra-5-de-febrero-de-2012

martes, 31 de enero de 2012

Presentación de Expediente 93.



En la sala Ernesto Munoz Acosta del Centro Estatal de las Artes, este pasado 28 de Enero del presente año, se llevó a cabo la presentación del libro Expediente 93, segunda novela de la inspiración de la escritora Ensenadense Nurkia Rudametkin.
La presentación estuvo a cargo del prestigiado escritor Heberto Peterson Legrand, quien con su grandilocuencia nos hizo pasar unos momentos de lo mas agradables, no menos elocuente, el también escritor Ramiro Padilla Atondo nos brindó un esbozo de la obra, claro sin llegar a describir el final y el cineasta Rene Bueno Camacho, dejó entrever la posibilidad de llevar a la pantalla grande la obra de la Sra. Nurkia Rudametkin, por ser una buena historia con la que muchas personas pueden identificarse.
Las preguntas que los diversos asistentes le formularon a la escritora fueron satisfechos a plenitud, incluso con un gran sentido del humor, por parte de la autora.

viernes, 13 de enero de 2012

Entrevista para Revista Zona Emprendedora.

Amigos:
Les comparto el enlance para la revista Zona Emprendedora, donde hace algunos días me hicieron una entrevista.
Saludos y gracias por leerme.
www.zonaemprendedora.com