sábado, 25 de julio de 2015

Introducción de mi libro La llave.

Les comparto la introducción de mi libro "La llave" Introducción Con el paso de los años he comprobado que la felicidad se encuentra dentro de si mismo. Se da como consecuencia al descubrir y desarrollar el máximo potencial (talentos, misión, vocación, etc), estar en balance interno y vivir acorde a ello; el inconveniente es que hay diversas circunstancias o situaciones que nos distraen, limitan y alejan de esa certeza nata e intrínseca. Habrá quien crea que la felicidad está en las cosas materiales, el reconocimiento personal, en la conquista del amor de pareja; en el logro del poder o de éxito (cualquiera que sea la interpretación de éste) y no en ese equilibrio que fortalece el interior e incrementa el amor propio provocando un estado de plenitud interna, pues cierto es; que el resultado de tu mundo externo es el reflejo de lo que llevas dentro: de tus pensamientos, sentimientos, deseos, emociones, de cómo enfrentas las situaciones de la vida al igual que la actitud que tomas ante ella. En cambio, aquellas búsquedas erróneas de la felicidad están ligadas al ego, los apegos o el miedo, incluso al placer y, el vacío que genera una satisfacción falsa o momentánea, termina a la larga por derrotar el bienestar interior y el autoestima. La satisfacción a la que me refiero es a esa alegría que no se finge y nace de la fuente primaria del ser, provocando congruencia entre lo que somos y lo que verdaderamente queremos: realizar los deseos de nuestra alma. Descubrir la vocación, el talento o la misión de vida, es una manera que el hombre tiene para ayudarse a sí mismo y a los demás; al descubir tus talentos también encuentras una llave para abrir la puerta que conduce en gran medida al equilibrio que se persigue. “Si hacemos lo que nos gusta, elevamos nuestra energía y vivimos en un estado positivo que atrae lo mismo”. El problema es que por diversas circunstancias, no todos tienen la ventaja de enfocarse en hacer lo que les gusta. Se envuelven en la rutina o se dejan llevar por la obligación del deber-ser que dictan los demás; no precisamente su interior y poco a poco van perdiendo el ánimo de perseguir sus sueños. En este libro expreso algunas ideologías reflexivas que considero fundamentales para lograr el balance entre cuerpo, mente y espíritu: esa conexión estrecha con la esencia del alma. Vivo con la ferviente convicción de que el alma tiene la finalidad de trascender hacia otro plano, siempre y cuando hayamos evolucionado en esta vida. Creo también que el ajetreo diario nos aparta del fin mismo de todo ser humano: la búsqueda del ser, su felicidad y crecimiento. Para lograrlo debemos escuchar esa brújula interna que llamamos instinto, es la voz interior que Dios nos regaló para seguir el camino hacia el bienestar y el amor, una hermosa burbuja de armonía y paz, lo que tanto necesita nuestro mundo, que se ha roto por falta de fe en uno mismo y en los demás. Este libro se llama La llave, porque tú tienes la llave para abrir la puerta hacia tu propia felicidad, nadie más puede lograrlo o hacerlo por ti, te pueden dar la clave, la guía o los consejos, pero sólo en el interior de tu alma tienes las respuestas, basta con que te decidas y tomes el reto de seguir en la búsqueda de tu evolución. No será fácil, pero valdrá la pena, asi que ábrete, obsérvate, analizáte y suelta lo que no te permite avanzar. Acéptate con todos tus errores y defectos, valora tus virtudes, con la fuerza poderosa de la fe, la confianza, el amor y todo lo positivo que vive en ti. Ábrete hacia un mejor futuro, hacia un ambiente de luz, de tranquilidad y paz. El cambio sólo puede darse cuando existe el deseo profundo del alma y se camina con la intención de realizar transformaciones interiores, tanto de conducta como de pensamiento. Mediante estos escritos quiero compartir herramientas que en lo personal he aplicado a mi vida y pueden serte de utilidad, para limpiarte de acciones pasadas por medio de la introspección y el perdón. Recuerda que tus acciones pasadas no definen quién eres. Redescubrir una mejor versión de ti mismo es posible a cada momento. Una vez asimiliados tus actos y hacia donde vas, puedes hacer los cambios pertinentes para reprogramar tu mente, limpiar tu corazón y volver a empezar. Cada día es una nueva oportunidad para reescribir tu presente. La llave concatena una propuesta de trilogía integral: siete Arcángeles, siete Leyes metafísicas y siete Chakras. No pretendo que sea religioso, en cambio sí espiritual, (que son dos cosas distintas) pues lo que persigo es un mayor crecimiento en todos los aspectos. Somos cuerpo, somos mente y somos espíritu. En la vida nos han enseñado a comprobar todo lo que decimos, tener cien pruebas de ello, mostrar mil credenciales para ser certeros; mi propuesta es distinta: apuesto por la fe, la energía, la mente, la intuición, el deseo y el corazón para guiarnos en este viaje terrenal. T. Harv Eker menciona lo siguiente: “Según mi experiencia, lo que no puedes ver de este mundo es muchísimo más poderoso que cualquier cosa que puedas ver. Estarás de acuerdo o no con esta afirmación, pero en la medida que no apliques este principio en tu vida, tendrás problemas, ¿por qué? Porque estás yendo en contra de las leyes de la naturaleza según las cuales lo que hay debajo del suelo crea lo que está por encima de él, lo invisible crea lo visible”. Espero que estos consejos sean una herramienta para ayudarte a identificar aquello que requieres cambiar y así lograr tu crecimiento en todos los aspectos. Deseo que seas un alquimista de tu propia vida y encuentres la paz que necesitas, que conozcas el perdón para disfrutar de la felicidad y la magia que llevas dentro y sobre todo, que vivas tu vida rodeado de amor, luz y bendiciones.