Entradas

Mostrando entradas de 2016
Es increíble lo rápido que el tiempo pasa. Hace cinco meses que no escribía por aquí. Durante este tiempo he vivido experiencias maravillosas,y hoy, hace exactamente un mes que venía de regreso de tierras lejanas. Me fui de viaje. Visité Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia y Rusia. Fue una aventura extraordinaria, disfrutar de tan bellos paisajes, de monumentos extraordinarios, colores, olores y sabores, sin duda un regalo magnífico para el alma. Todos los lugares que conocí me dejaron un recuerdo grato. Copenhagen y su sirenita, sus bicicletas, las terrazas de Nyhavn, el Castillo de Rosenborg y las joyas de la corona. Esta ciudad me recordó mucho a Holanda. Estocolmo me enamoró con sus islas y sus paisajes, puentes, avenidas, Gamla Stan, su casco histórico, parques y museos, sobre todo el Ayuntamiento, donde se celebra el banquete y baile de gala posterior a los premios Nóbel, fue una gran experiencia estar en un lugar tan importante, !Imaginé estar ahí celebrando, subiendo las esc…

Feria del libro UABC Mexicali, B.C.

Imagen
Hace unos días fui a la ciudad de Mexicali a participar en la Feria del libro de la Universidad Autónoma. Sentí que se cerró un círculo, pues en el año 2009 —mi primera participación en dicha feria— me quedó un mal sabor de boca ya que en aquella ocasión iba a tener la presentación de mi primera novela La huida y al llegar al salón no había un alma. Recuerdo haber buscado a la encargada o algún responsable para que me diera explicación de lo ocurrido, nadie pudo ofrecer una respuesta, mucho menos una disculpa por la falta de atención, mi desgaste y la vuelta de haber ido hasta allá. Regresé muy desilusionada, eran mis primeras experiencias difíciles en el mundo literario. Sin embargo, no he perdido la fe y poco a poco he ido avanzando. Aunque no fui precisamente a presentar mi nuevo libro La llave, tuve oportunidad de llevar mis tres publicaciones: La huida, Expediente 93, La llave, y, estar en contacto directo con el público que entraba y salía de la gran carpa blanca puesta en la ex…

Nuevo ciclo.

Imagen
Estoy a escasas horas de cumplir 36 años. El crecimiento ha sido grande, provechoso, maravilloso. Precisamente esta mañana me encontré un caracol. La espiral es emblema de crecimiento. Y, ¿qué es esta vida sino eso mismo? Un constante trepidar en el tiempo y el espacio, un mágico vaivén de curvas y elevaciones, de rutas por construir que terminan donde empiezan y acaban donde inician: desde el centro de nuestro interior y se expande hacia todo lo que nos rodea. La espiral también está relacionada con la fuerza femenina de la serpiente del cambio, personificación de la diosa, de ese símbolo místico de la búsqueda del alma. Y no cabe duda que persigo sin cesar ese crecimiento, ese proceso evolutivo hacia un plano mayor, hacia un desarrollo en todos mis aspectos. Espero que los 36 me reciban contentos, felices y orgullosos pues los 35 anteriores me han enseñado tanto, me han ayudado a formar este rico bagaje de enseñanzas y el caracol que me encontré es una señal de que mi estudio sigue,…

Les comparto la nota de la revista Estamos.

Imagen

A mi me gusta creer que me quieres.

A mi me gusta creer que me quieres, y te quiero creer que quererme te gusta. Que nunca más esta querencia tuya dejará de hacerme sentir querida. Aunque robemos un espacio ficticio al calendario, buscando un momento tangible y secreto para palpar el querer mutuo. Nurkia Rudametkin.

Comentarios de algunos lectores, muchas gracias por leer La llave!!

“Es un deleite tener el libro en mis manos; realmente es una llave para abrir la puerta de nuestro interior con las preguntas y afirmaciones que contiene y apoyarnos con las oraciones como guía para profundizar sobre nuestra naturaleza divina e introducirnos en el conocimiento de los Ángeles, seres de Luz que si les pedimos ayuda vendrán en nuestro auxilio en todo momento y serán parte de nuestra vida acompañándonos siempre. Nos ayuda a realizar un trabajo de introspección invitándonos a la reflexión y el cambio de conciencia para vibrar en el amor y encontrar el equilibrio en nuestras vidas con la visión de que no estamos solos y contamos con ayuda divina”. Gloria Edna López Medrano, Ensenada, B.C. “Cuando comencé a leer, me encaminé en un viaje hacia mi interior, redescubriendo todo lo oculto de mi ser, fue una grata sorpresa encontrar la luz que emana en su contenido, un encuentro entre lo terrenal y lo celestial. Es un maravilloso libro donde cada uno de nosotros tiene la decis…