viernes, 20 de noviembre de 2009

Poema.

Entre tus labios carmesí
y tu mirada noctura,
entre tus brazos protectores
y tus palabras profundas
doy gracias al cielo por tu aparición
ya que un amor como el nuestro
no tiene explicación.