Gente bondadosa.


Hoy por la tarde, me encontaba esperando a que el semáforo cambiara a luz verde, mientras ésto sucedía, me percaté de que una persona en la acera contraria en silla de ruedas estaba esperando también cruzar la calle; cuando la señal estuvo lista, la mujer movió sus brazos para impulsar las llantas de su silla; en ese instante una persona que manejaba un vehículo azul se orilló y se bajo del auto para socorrerla.
Me dio gusto comprobar que todavía exite gente bondadosa, gente que no le importa regalar un poquito de su tiempo para brindar su apoyo al prójimo. Son esos pequeños actos los que nos hacen reflexionar y nos obligan a cuestionarnos qué tanto estamos haciendo nosotros por contribuir a mejorar este mundo, este país, esta ciudad, este pueblo, esta calle.....? nos quejamos de que cada vez estamos peor, de la gran inseguridad, sin embargo, estoy segura de que el número de gente con buen corazón supera a los que han sido cegados por algún sentimiento negativo, sin no, observen a las personas que están a su alrededor, por eso quise compratir esta anécdota con ustedes, que en lo personal me llenó el corazón de alegría y optimismo hacia el ser humano, pongamos nuestro granito de arena y hagamos de nuesto mundo uno mas confiable, seguro y lleno de amor.
Abrazos!
Nurkia

Comentarios

Flor de Loto ha dicho que…
Además, nos contagia esa bondad de las personas, no dudemos que si nosotros comenzamos a ser bondadosos, otros también lo serán. Hagamos una cadena de bondad! ;)
Rafael Plaza ha dicho que…
Nurkia, cuando tengo un rato, me invito a dar un paseo por tus escritos, siempre llenos de optimismo y amor felicidades RAFAEL
Nurkia ha dicho que…
Florecita: tu propuesta me parece fabulosa, hagamos una cadena :)
un abrazo.

Rafael: Gracias por tu comentario, saludos!!

Entradas populares de este blog

Poema.

La importancia de seguir tu instinto.

Filosofando.