Recuento de año 2017

El 2017 me trajo muchas satisfacciones, fue un año de cambios, retos, sueños logrados y sobre todo un año de mucha enseñanza. Enero fue un mes magnífico porque el Arcángel Zadquiel me dio la encomienda de realizar el taller de Sanación, lo cual me ha hecho infinitamente feliz, es una experiencia maravillosa que me ayuda a sentirme útil. Impartí 13 talleres y compartí con muchos corazones la energía divina y compañía de los arcángeles de luz. En cuantos a mis escritos, mi novela Vida Arrabalera se publicó el 3 de julio y tuvo cuatro presentaciones importantes: en el Centro Estatal de las Artes de Tijuana el 8 de agosto, en Riviera de Ensenada el 4 de septiembre, en Libro Fest el 26 de octubre y el 30 de noviembre en el Centro Estatal de las Artes de Ensenada. En el mes de julio recibí la encomienda de escribir "Mensajes de tu ángel" que es una recopilación de 50 mensajes que los ángeles me han dado en mis meditaciones, con la finalidad de que las personas lo consulten y tengan respuesta a sus preocupaciones. La publicación de este libro se llevó a cabo el 3 de octubre. También en el mes de octubre otro gran logro en mi faceta como coach de vida fue tener mi logo y mis tarjetas de presentación. El 13 de septiembre inauguré mi canal de Youtube con mi primera cápsula de "Conexión Espiritual" donde abordo temas relacionados con mi crecimiento y equilibrio (arcángeles, leyes metafísicas, chakras). La finalidad es compartir lo que me ha ayudado a mantenerme en balance y transmitir la enseñanza que los ángeles me han dado. De igual manera pude compartir el taller "Rompe tus paradigmas para generar abundancia" y una conferencia sobre los sueños a los chicos de la preparatoria Benito Juarez en Ensenada. Sin dejar de lado todas las consultas que realicé como medio para transmitir el mensaje de los ángeles, de nuevo agradezco a Dios y al Arcángel Zadquiel por mi bella misión de vida, porque me guían y están a mi lado. Para finalizar mi resumen de año no podía faltar la gran enseñanza: El desapego. Noviembre y diciembre fueron meses de poner a prueba todo el crecimiento que he tenido hasta ahora, haciendo uso de la paz mental y mis meditaciones pude retornar a mi centro luego de unos pequeños detalles familiares, lo cual nos obligó a mi marido y a mi a mudarnos de casa. La faceta de vivir en el rancho llegó a su fin luego de 4 años. El rancho para mi fue un gran maestro, de él aprendí sobre la paciencia, la adaptación, viví momentos muy difíciles y dolorosos, así como otros llenos de paz, de tranquilidad, de inspiración, de introspección, de amor. Me enseñó sobre la resistencia, la supervivencia, a convivir con la madre naturaleza, a sentirla, a vibrar en armonía con ella. A percibir el silbido del viento sobre mi rostro con una conciencia más despierta. De no haber pasado ese tiempo ahí, jamás hubiera experimentado todo lo que ahora sé, no hubiera crecido con todas tus enseñanzas, fue un hermoso regalo de Dios. Y ahora, su última lección es sobre el desapego. Soltar el lugar, lo que fue mi hogar. En mi espíritu se queda impregnada su energía divina. Podré viajar a través del recuerdo a esos maravillosos momentos de paz, a la tierra bajo mis pies, al cobijo de la sombra de los árboles en el verano, a mis espacios de meditación y de lectura. Siempre regresaré a éste mi refugio perfecto… Pero la vida por ahora me cambia de dirección y regreso a vivir a la ciudad, así que estas letras las escribo desde mi nuevo hogar, termino el 2017 e inicio el 2018 con nuevos proyectos, nuevas metas, viaje en puerta y sobre todo agradecida con todo lo que hasta el momento me ha tocado vivir. Si acaso estas leyendo esto, te deseo todo lo bueno, paz, armonía, amor, salud, abundancia, que lleves a cabo tu misión de vida, que practiques tu vocación, que sigas tu pasión, que expreses todo el amor que llevas dentro. Recibe un abrazo de luz donde quiera que te encuentres. Recuerda: Eleva tu energía, piensa positivo, sonríe, sueña en grande. Nurkia

Comentarios

Entradas populares de este blog

La importancia de seguir tu instinto.

Poema.