sábado, 21 de diciembre de 2013

La importancia del silencio.

Siempre he sido una persona que disfruta del silencio. Me parece que encontrar un espacio de silencio es maravilloso para hacer introspección, pues el agetreo diario nos aparta de esa frecuencia que ayuda a mantenernos en balance. He conocido personas que no soportan estar en silencio, que tienen que prender la radio o la televisión para sentirse acompañados,yo más bien creo que es porque temen enfrentarse a ellos mismos, a sus propios temores, a reconocer que deben hacer cambios en sus vidas y pretenden acallarlos con cualquier distractor, pues no es fácil hacer cambios, eliminar manías, malos hábitos, quitar cosas o personas de tu camino, eso require de fuerza y decisión. El silencio trae consigo paz, pero si no se tiene la paz interna tampoco se tendrá silencio. Se puede estar rodeado de gente y sentirse solo, se puede estar solo y sentirse acompañado. El silencio es como un espejo, refleja nuestro interior, ¿cómo está el tuyo? ¿empañado? Empieza a limpiarlo poco a poco, recuerda que dentro tenemos una brújula que nos guía, que nos orienta y siempre nos da la dirección correcta, así que si tienes que hacer cambios, empieza escuchando tu interior, buscando un espacio de silencio donde te oigas con claridad.

No hay comentarios: