viernes, 28 de mayo de 2010

Promesa.


Llevo varios días en los que intento escribir, abro la página y deslizo mis dedos por el teclado sin poder dejar algo digno a mis lectores, si es que aún los tengo.
Siento que un letargo cerebral se ha apoderado de mí y me ha atrofiado por completo. Cierto es que me he dedicado a continuar con "La otra cara del asesino" mi tercera novela, por cierto; me está gustando sobremanera, también estuve trabajando en correcciones para "Expediente 93" la cual cambiará de nombre a "Una simple aventura"
Ya sé que lo anterior no es excusa ni pretexto para tener en el abandono a este espacio, así que he decidio hacerme una promesa, retomar este blog y escribir de lunes a viernes al menos un pequeño párrafo para transmitir mis pensamientos.
Por lo pronto quiero compratir con ustedes esta fotografía, la tomé una mañana al abrir la ventana de mi casa, justo la ventana que tengo a mi lado izquierdo en mi pequeña oficina donde escribo.
No me despido.
Les envío buena vibra!
Nurkia

2 comentarios:

Peggy Bonilla dijo...

Eres afortunada amiga.

Disfruta tu presente.

Nurkia dijo...

Gracias!
Un abrazo