La llamada.

Manuela atendió la llamada telefónica.
— ¿Diga?
Tras el aparato se escuchó una voz gruesa, una voz que hace tiempo no escuchaba.
— Hola, soy yo.
Ella guardó silencio, se quedó estática, sintió que el corazón dio un vuelco y éste navegó recorriendo todas las partes de su cuerpo, desde la nuca hasta la punta de los pies.
El le dijo:
— No digas nada, solo escucha. Anoche soñé que moría y desperté preocupado, pensando que podemos irnos de este mundo sin decirle a las personas que queremos lo importante que son para nosotros, intenté recordar cuándo fue la última vez que le dije a alguien que quiero, que le quiero y no supe. Después pensé en ti, en que jamás te he dicho lo que significaste para mi y que estoy seguro que eres el amor de mi vida — El esperó solo algunos segundos y le preguntó— ¿Me quieres aun?
— José— Le dijo Manuela casi es un susurro— Creo que me estás confundiendo con mi hermana— finalizó la frase con lágrimas en los ojos y un nudo en la garganta — Murió hace un mes.


p.d. Díganle a sus seres queridos que los aman, para que no sea demasiado tarde.

Comentarios

Dianae ha dicho que…
Antes q nada, gracias x la felicitación! ^^!!
Q triste!!! Parece muy trivial eso d "dilo antes d q sea tarde", pero es muy cierto. Uno siempre debe d decir lo q siente, nunca guardárselo. El sentimiento q queda al ya no poder tener la oportunidad d expresar tu sentir es horrible.
Flor de Loto ha dicho que…
Se me hizo nudo en la garganta!

Siempre hay que demostrar amor!!! siempre, siempre, no hace falta decir todo el día "te amo" pero sí hace falta ser coherentes.

Un Saludo, gracias por ese recordatorio!

Entradas populares de este blog

Poema.

La importancia de seguir tu instinto.

Filosofando.