Último día de mis 36 años

Bueno, ha llegado el momento de hacer recuento. Mañana inicio un nuevo año, no cabe duda que la vida vuela y por eso hay que disfrutar cada instante. De este año que concluye agradezco la salud y todo el amor que me rodea así como la oportunidad de poder continuar con mi misión de vida, llevarla a cabo me hace inmensamente feliz, al igual que poder practicar mi vocación. Mis 36 años fueron estupendos, fue un año lleno de luz, de crecimiento, de avance personal, de fortalecer aún más mi espíritu y mi fuerza de voluntad, de experimentar con más aplomo la paciencia en mí, de ver y conocer otros países: Dinamarca, Suecia, Finlandia, Estonia y Rusia, un viaje que jamás olvidaré: divino y mágico. Pude finalmente tener mi propio consultorio para atender tanto con los ángeles así como coach de vida y llevar esperanza, fe y acciones de cambio en la vida de otros. Alcancé los 300 libros vendidos de La llave, impartí talleres y presentaciones. Inicié una nueva novela: "Incólume" (aunque aún no sé si así quedará el título) y otro libro para el equilibrio del ser: "Desintoxica tu vida, vive feliz, vive en armonía". Me decidí a publicar mi cuarta novela "Vida arrabalera" por mi cuenta igual que hice con La llave, estoy en el proceso. Realicé algunos cambios en mi rutina y hoy por hoy me siento muy contenta por ello. Lo cierto es que este sendero espiritual no es fácil; sin embargo, vale la pena. Sé que tengo mucho por aprender, por crecer y por mejorar, todos los días pido fuerza y congruencia, pido ser el ser humano que Dios quiere en este plano para cumplir con su voluntad y vibrar en la luz, y también pido por que se abra una oportunidad y finalmente una editorial acepte publicar mis novelas. La enseñanza de todo esto es no claudicar, no desistir, no perder la fe y seguir creyendo que los sueños se cumplen.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Poema.

La importancia de seguir tu instinto.

Filosofando.