miércoles, 20 de abril de 2011

Hoy desperté con toda la intención de concluir con el libro Paula de Isabel Allende. Durante la primera parte de la lectura me había parecido de cierta manera lento y un poco aburrido, sin embargo al entrar en la segunda parte lo sentí mas interesante y está llegando a ser uno de esos libros que se guardan en la memoria y el corazón.
Hay una parte donde la autora explica que para publicar, su madre (quien estaba casada con un diplomático) tuvo que hacer algunas llamadas, hechar mando de sus contactos, hasta que finalmente dio con una agente literario en España, fue así como se publicó su primera novela.
Son esos momentos donde me pregunto si en verdad la vida está hecha a la medida, el destino está trazado y la suerte acude a ti como por arte de magia, eso para algunos, en cambio para otros, es seguir intentado sin llegar a la cima o cosechar el fruto del esfuerzo.
De cierta manera este libro me ha enseñado algo, me ha dejado una sensación de congoja y ligereza, aliento y fe, de sueños y de metas por alcanzar y sobre todo me ha animado para continuar con la historia que aun sigue estancada entre esas cincuenta páginas en la computadora y mi cabeza, también me ha dado la idea de que tengo que buscar un agente literario lo antes posible jejeje, espero correr con suerte!

No hay comentarios: