lunes, 24 de noviembre de 2008

Entrevista con la Revista Unidos de Ensenada.

Nurkia Rudametkin: escritos de la imaginación.

Probablemente, no haya un sentimiento mas sobrecogedor que el de crear algo. Cuando creamos, damos rienda suelta a nuestra capacidad, logrando ser cada vez personas más plenas. Tomar el valor para sacar de la mente lo que imaginamos, plasmarlo en un archivo y, posteriormente, luchar por sacarlo a luz, implica esfuerzo y confianza en uno mismo. Sin duda, este proceso nos hace crecer.
Nurkia Rudametkin, de 28 años, ha emprendido ese paso, conócela desde este punto de vista y, anímate a luchar por lo que quieres, aprende de ella y de su experiencia como joven escritora.

¿Dónde has estudiado y qué carrera?
Estudié Comercio Exterior y Aduanas en el Tecnológico de Baja California, en Ensenada.

¿Cómo y cuándo te diste cuenta de tu gusto por escribir?
Hace casi cuatro años, me levanté con pesadumbre de la cama y decidí renunciar a mi trabajo, porque éste no me hacía feliz, me di cuenta que me estaba convirtiendo en un robot de la vida rutinaria que se levanta, trabaja, come y se duerme. ¿Dónde quedaron mis metas? Me pregunté. Y sin poder responder aquella simple pregunta, que en un inicio puede parecer sencilla, caí en cuenta que no lo sabía; no pude responder porque, de hecho, no tenía idea a dónde quería llegar, ni cuál era mi camino, y eso me entristeció. Aquella mañana, me senté frente al monitor y empecé a crear una historia para no pensar en mi realidad, me di cuenta, de inmediato, que así era como quería pasar el resto de mi vida: escribiendo. Y así es como nace “La Huida”. Se darán cuenta que el nombre podría gritar mi desesperada situación; porque, de momento, fue lo primero que se me ocurrió; me estaba proyectando en el título de una hoja en blanco, con esa corta frase que, al mismo tiempo, podía ser el inicio de algo distinto en mi vida.
La historia apareció en mi cerebro cual película frente a mis ojos y empecé a crear personajes ficticios que no tienen nada que ver con mi vida común; quizás Amanda se asemeje un tanto a su autor, porque, de alguna manera, los personajes son el reflejo de nosotros mismos, llevan algo de nosotros, impregnado en su forma de hablar o de actuar. Se crean por pequeños pasajes de la vida, de algún amigo o conocido, tal vez de un personaje de alguna película o de un sueño y con todo eso ésta es una historia contada a mi estilo.

¿Qué cursos relacionados con esto has tomado y en dónde?
El año pasado tomé un curso de redacción en la Escuela de Artes; pero, en realidad, mi estilo se ha formado gracias a la lectura de años.

¿Cómo compaginas tu trabajo en el área que estudiaste y tu gusto por la escribir?
Aprovecho mis ratos libres para dedicar tiempo a la escritura, sobre todo los sábados a media mañana.

¿Cuántas novelas has escrito?
He escrito dos y estoy en la tercera historia.

¿Cuántas has podido publicar?
Sólo he podido publicar “La Huida”, que es la primera, ya que es un proceso sumamente difícil y se requiere de mucha paciencia, así como de perseverancia; porque, cuando eres nuevo en esto, las editoriales nacionales no se quieren arriesgar y te cobran una suma considerable, se quedan con tus derechos y todavía se dan el lujo de pagarte de un 7 o un 10% sobre las ventas (si es que las hay). Por eso publiqué con una editorial extranjera la cual no se queda con mi novela, yo me quedo con los derechos de la obra.

A la hora de escribir tus novelas, ¿cómo llegan a ti las ideas?, ¿te predispones o llegan súbitamente?
Simplemente me dejo llevar, permito que los personajes cobren vida en mi imaginación y aprovechen mis dedos, los cuales se desplazan por el teclado contando la historia.

¿Podrías platicarnos un poco sobre tus novelas?
La Huida, es una historia que no tiene ni lugar ni tiempo definidos. La novela se desarrolla a partir de que Derek, empelado de un laboratorio, se percata de que esta empresa está creando un virus, el cual está siendo probado en personas a cambio de remuneración monetaria. Desde el punto de vista de Derek, aquello no es ético y vive en la disyuntiva de hacer algo al respecto, ya que la vida de varias personas corre peligro. Finalmente, decide robar la información de la fórmula y da inicio la historia.
Expediente 93, que es mi segunda novela inédita, es un drama donde una mujer es acusada de haber asesinado a su amante. Sonia, de 32 años, casada y madre de dos hijos, se enfrenta con la cárcel y una serie de hechos interesantes, se mezclan para contar su historia.
El Regalo es la historia que actualmente estoy escribiendo y es relacionada con mi vida. La alterno con La otra cara del asesino, que trata de un homicida que basa sus crímenes en el ejemplo de una novela que escribió un escritor no conocido.

¿Te ha sido difícil encontrar una casa editorial para publicar tus escritos?
Si. Ha sido difícil. He tenido que recorrer un largo camino, reunir dinero, tiempo, esfuerzo; son muchas cosas, pero nunca he perdido la fe.

¿Cuál ha sido el momento en el que te has sentido más orgullosa de tu obra?
Cuando la editorial de Boston, Cambridge Brick House, me confirmó que era publicable, que tenía futuro.

Ahora, con tu esfuerzo y trayectoria que estas forjando en esta área, ¿Tienes idea de cuándo podrás decir que has alcanzado lo que querías?
Cuando pueda vivir de escribir, ja ja ja, creo que es el sueño de todo escritor.

Finalmente, ¿algo en particular que quisieras compartir respecto a tu experiencia como joven escritora?
Que persigan sus sueños y luchen por alcanzarlos; hay que vencer los obstáculos a los que nos enfrentamos en la vida con corazón, con fe, con actitud positiva y amor, pero sobre todo que confiemos en nosotros mismos. A mí me han dicho muchas veces que no puedo, lo importante es no desistir y demostrar lo contrario. Nunca rendirse.
Y aprovecho para comentarles que pueden comprar la novela en Librerías Ramírez, Tecnilibros y Librería el Artesano.
También en Amazon.com y Barnes & Noble.com para los que no vivan en Ensenada.

No hay comentarios: