jueves, 16 de octubre de 2008

Sin título.

Hoy decidí, dejar la cama sin tender, no hacer comida y no limpiar la cocina para dedicarle tiempo a mi querido blog.
Lamentablemente la inspiración me llega como a eso de las once de la mañana, justo cuando estoy en mi trabajo y me es imposible escribir algo por temor a que me llamen la atención.
El problema es que cuando llego a mi casa, lo menos que quiero es utilizar la computadora. He estado tentada a escribir a papel y lapíz, como cuando me decidí a escribir mi primer novela tres años atrás.
Recuerdo que mi madre entró a la recámara y me preguntó:
— Qué está haciendo?
— Escribiendo— Respondí.
Con cara de asombro cuestionó:
— Y eso?
— Voy a ser escritora.
Salió sin mencionar una sola palabra, tal vez pensó que andaba en mis días y me había dado la loquera.

Probablemente eso es lo que me falta, un poco de locura, o acaso un tanto de cordura?
Tal vez con la locura me volveré cuerda.

6 comentarios:

Pável dijo...

Locura... es esa cosa que uno necesita guardarse bajo la manga y tenerla siempre disponible cuando nos intente alcanzar eso que llaman monotonía.
Saludos.. colega de corduras.

Angeles dijo...

Encantadora tu entrada... Ya lo ves, la gente extrañanos tus letras.

.-)

La locura está bien, por cierto.

Peggy Bonilla dijo...

EL BLOG TAMBIEN ES UNA LOCURA...ADICTIVA


SALUDOS


PD.- No es mala idea lo del lápiz y papel.

Nurkia dijo...

Gracias por sus comentarios amigos, gracias por leerme.

Flor de Loto dijo...

Me gusta mucho cómo escribes. Los escritores ayudan a quienes leemos a darle un poco de sentido a nuestras vidas, te necesitamos con inspiración!!!!! y creo que puede llegarte de escribir lo que sea, lo que quieras, desde lo más simple hasta lo más complejo.... luego te darán ganas de acomodarlo y dejarlo mejor.... regresó la inspiración.

Jayja para tí... dijo...

mañana te contesto, hoy estoy agotada, disculpa recién encontré tu post. Un abrazo, fuerte...mi perrita ha tenido ayer 8 perritos, pásalos a ver, chao